La Mujer

  Ahora esta, como de costumbre, sentada sobre una gran piedra redonda a la orilla del camino, los codos sobre las rodillas y la cara entre las manos. El camino es rojo, abierto en • el barro vivo, y corre como una herida sobre las tetas verdes de las lomas En lo más alto de una de ellas, donde el […]

Read more